Clínica de técnica vocal para sopranos
A cargo de Eiko Senda

Llegó la tan esperada y solicitada Clínica para sopranos. Agendate las fechas y anotate hoy mismo. ¡No pierdas tu lugar!

6 clases. Del lunes 30 de noviembre al sábado 5 de diciembre.
Lunes, miércoles, viernes y sábado, de 10.30 a 12.30. Martes y jueves, de 15 a 17.
Costo $3600 (participantes activos). $1450 (oyentes).
La inscripción y solicitud de beca se encuentran cerradas. Las participantes oyentes podrán inscribirse hasta este viernes 27 a las 18 h.

CÓMO TRABAJAREMOS
A lo largo de la clínica, apuntaré a encontrar el núcleo de nuestra voz, a través del análisis corporal y funcional y de la concientización de la respiración, ya que el canto está profundamente interconectado con nuestro ser y con nuestra respiración. ¿Por qué cantamos y para qué cantamos? ¿Cómo conectamos nuestra voz y nuestro canto con nuestra esencia? ¿Cómo expresamos lo que queremos expresar?

Tomando como punto de partida mis estudios formales y académicos como pedagoga vocal, utilizando a su vez la técnica de Beniamino Gigli, uno de los tenores más emblemáticos del siglo XX (he sido alumna de A. Barandoni, uno de sus cinco alumnos) y sumando a ello mi experiencia de más de 30 años de carrera, intentaré facilitar la relación de cada cantante con su propia voz. Aprender a cantar mejor es volver al origen de la causa. Pero sabiendo también que cantar es una actividad atlética y académica al mismo tiempo. ¡Bienvenidas a un mundo de inteligencia suprema!

OBJETIVO FINAL
Deseo que cada participante se nutra con lo que trabajemos: la causa, la técnica, la concentración y desapegar el ego, lo que más falta y más se necesita para sobrevivir como cantante profesional. El negocio no es un tema difícil de aprender, lo más complejo y vulnerable es encontrar dónde apoyarse en los momentos difíciles y saber integrarse con nuestra fuente vital para poder seguir avanzando.

 


EIKO SENDA
Soprano spinto, pedagoga y pianista. Nacida en Osaka (Japón), se formó en ese país y en Dresden (Alemania), y Estados Unidos. Fue ganadora de distintos concursos internacionales. En 1995 se radicó en América Latina y desde entonces actúa en casi todos los teatros principales en este continente, así como también en Alemania y Japón. Su repertorio sinfónico abarca diversos compositores como Mahler, Verdi, Beethoven, Shostakovich y Rachmaninoff, entre otros. En ópera, ha interpretado Tosca, Ciociosan (Madama Butterfly), Turandot, Minie (La fanciula del West), Manon Lescaut, Eleonora (Fidelio), Aïda, Amelia (Un ballo in maschera), Leonora (La forza del destino), Eleonora (Il trovatore), Desdemona (Otello), Alice (Falstaff), Abigail (Nabucco), Lady Macbeth (Macbeth), Isolda (Tristan und Isolde), Sieglinde y Brünnhilde (La Warkiria), Electra y Chrysothemis (Electra), Ariadna (Ariadna en Naxos) y Violanta (Violanta), entre otros. Radicada en Uruguay, fue también presidente de la Asociación Japonesa en Uruguay hasta 2019.